La Teología del Reino Presente y la Iglesia

.
https://i1.wp.com/ceirberea.blogdiario.com/img/dominio-biblia.jpg

 

Domingo 01 de Febrero del 2009
Apologética
Estados Unidos
.

Por: Rev. Dr. George O. Wood*

.
INTRODUCCIÓN:

 

En mi viaje que abarcaba dos meses en la América Latina, descubrí una influencia alarmante de las ideas erróneas del obispo protestante carismático Earl Paulk y otros. Estos enseñan que “el reino de los cielos” en su sentido final ya existe en la tierra y ofrece según ellos, opciones que no concuerda con la Palabra de Dios. Hablan de la “teocracia” como modelo para hoy y presentan conceptos del reino que, en verdad, pertenezcan a la edad venidera. Ya están llegando directamente a los pastores evangélicos y pentecostales los escritos de los que interpretan la Palabra de Dios en formas cada día más equivocadas.
.

Aquí va una advertencia sincera: “Cuidado, hermanos. Este asunto del llamado ‘Reino Presente’ niega la pronta venida del Señor y, hasta cierto punto, es una nueva versión de los errores de la ‘Teología de la Liberación’. Ojalá que la influencia de estos profetas falsos sea detenida en medio nuestro. Es de suma importancia que cada pastor, líder o miembro de iglesia lea este artículo que sigue del reverendo George O. Wood, para estar enterado del peligro de esta falsa doctrina. Lleva consecuencias muy tristes como este artículo lo demuestra”. (Introducción por el Rev. Lorenzo Triplett).

Aquellos que abogan por la “Teología del Reino Presente” o como otros lo llaman “el Reino Ahora”, han invadido, por así decirlo, las iglesias evangélicas y pentecostales con una doctrina que se opone a los principios básicos de nuestra fe. Esta enseñanza engañosa procura trasladar al presente las bendiciones prometidas de Dios para una edad futura. Aquellos que aceptan esta doctrina no esperan ya el inminente retorno de Cristo y el fin cataclísmico del mundo; procuran en cambio hacer perfecto este mundo presente. En parte, tienen la esperanza de crear un orden político dominado por los cristianos. Buscan así mismo abolir la enfermedad del cuerpo, y hasta la muerte. Creen que mediante la obtención de este orden perfecto apresurarán el retorno de Jesucristo. Si dejamos que germine esta doctrina en nuestras iglesias, ¿cómo afectará a nuestra obra misionera esta enseñanza contraria a la Biblia?

La última novedad que arrasa a las colectividades pentecostales y carismáticas es la ideología denominada “Reino Presente”. Como su nombre lo insinúa, esta teología afirma que el reino de Dios existe ya en la tierra.

.

Esta nueva ola, como las viejas olas de la lluvia tardía, la expulsión de demonios de los creyentes y la confesión positiva, está destinada a ser exportada a tierra extranjera. Pero la aceptación de la teología del Reino Presente por las iglesias provocará siete significativos y desastrosos resultados:

1. Toda la enseñanza bíblica relativa al cumplimiento literal de acontecimientos profetizados será abandonada: el Arrebatamiento o Rapto de la Iglesia, la Gran Tribulación, el gobierno del Anticristo, la salvación nacional de Israel y el milenio. En resumen, todos los mensajes proféticos tanto en el Nuevo Testamento como en el Antiguo serán descartados, en el sentido de que se han cumplido ya o se están cumpliendo simbólicamente. Sólo el retorno final de Jesucristo en algún futuro distante quedará intacto, y algunos de los adherentes al Reino Presente abandonan hasta esta esperanza.

2. La Iglesia tendrá una misión más amplia que la proclamación de la salvación personal por medio de Cristo. Repentinamente la Iglesia descubrirá que tiene que ayudar al ser humano a recobrar el dominio sobre la tierra que fue perdido en el Edén. Será necesario “cristianizar” los sistemas políticos, sociales y económicos de las naciones y culturas. Los creyentes no deberán perder el tiempo esperando el Arrebatamiento o Rapto de la Iglesia. En cambio, la Iglesia necesitará demostrar ante el mundo que es un paraíso de Dios para la solución de los problemas que corrompen el mundo. A su vez, el mundo esperará que la Iglesia ejerza su liderazgo y controle los sistemas mundiales.

3.  La Iglesia no podrá más proclamar el inminente retorno del Señor Jesucristo; en cambio, tendrá que enseñar que Jesús no puede venir hasta que la Iglesia haya preparado al mundo para su venida. La Iglesia necesitará ser reeducada a fin de comprender que la enseñanza del Arrebatamiento o Rapto de la Iglesia es una doctrina que le ha sido suministrada por Satanás para adormecerla a fin de que acepte una mentalidad escapista. Sólo cuando la Iglesia haya terminado de “cristianizar” (ejercer dominio) sobre el mundo, podrá finalmente llamar al Señor para que retorne desde los cielos. Hasta esa época, la Esposa no se habrá preparado para el Esposo.

 

4. La Iglesia no podrá depositar su confianza en la Palabra escrita para la doctrina. Tendrá que desarrollar un ministerio quíntuple de apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros, de quienes la Iglesia derivará el liderazgo. Las palabras de estos nuevos apóstoles y profetas serán obedecidas y no serán puestas a prueba por la Iglesia. La puerta quedará abierta para una revelación continua mediante la cual Dios revelará aspectos de su voluntad y caminos que no se encuentren en la Biblia.

Continúa…

Anuncios

Una respuesta

  1. Hermanos:
    Necesito el código de la radio del Pr. José Holowaty, por favor si tienen mándenmelo para incluir en una de mis redes. Gracias.

    Tito Berry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: