Misterio de Iniquidad, dentro del G12 y Apostolado

https://i1.wp.com/ceirberea.blogdiario.com/img/misterio-iniquidad.jpg

Domingo 28 de Diciembre del 2008
Apostasía
 Estados Unidos

Por: Antonio Bolainez*

Ya está en acción el misterio de la iniquidad; solo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel impío, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca y destruirá con el resplandor de su venida. El advenimiento de este impío, que es obra de Satanás, irá acompañado de hechos poderosos, señales y falsos milagros, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean en la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia. 2 de Tesalonicenses 2:7-12.

CRISIS EN NUESTRA IGLESIA

Quiero comenzar con la siguiente expresión del apóstol Pablo: “Ya está en acción el misterio de la iniquidad”. No podemos negar que, durante los últimos 10 años, nuestra iglesia ha entrado en un periodo de crisis doctrinal. Sin embargo, lo mas crudo de este problema lo hemos estado viviendo en estos primeros ocho años de este nuevo milenio. En escritos anteriores he comentado de la gallardía de la iglesia del siglo XX; que dicho sea de paso la última semana de Abril del 2006, estuvo conmemorando el centésimo aniversario del Pentecostalismo en Estados Unidos.


De momento en este año, nos encontramos con una iglesia invadida por una multitud de apóstoles y profetas. Todos ellos haciendo alarde de ser herederos de una gran unción del Señor. Estos personajes están llenando los principales auditorios y lugares públicos. Han aparecido dentro del pueblo evangélico como los grandes iluminados de Dios. Están vestidos extravagantemente, son comelones y bebedores empedernidos, maestros de la lascivia, poseedores de mansiones lujosas, autos, y en algunos casos tienen hasta aviones privados. Tienen sirvientes que les secan el sudor de sus artísticos rostros mientras caminan. Hacen enormes derroches para hacerse acompañar por guarda espaldas.


Una noche, en su visita a la ciudad de Houston, Texas, uno de estos súper televangelista realizó una gigantesca cena en un lujoso hotel en Galerías Houston. El hermano que me compartió, fue el jefe de cocina esa noche, me dijo: “¿Tiene idea de cuanto se gasto en esa cena de lujo? ¡Doscientos mil dólares!… solo esa noche”. El apóstol más falso de Costa Rica, tiene mansiones más caras que el mismo presidente de la República de su país, y múltiples inmuebles alrededor su iglesia.


No se si usted se ha hecho la siguiente pregunta: ¿Quién paga por todos esos extraordinarios caprichos? La repuesta la tiene usted mismo. Indiscutiblemente el propio pueblo de Dios, quien con toda sinceridad depositan grandes sumas de dinero sobre estos supuestos “grandes hombres”. Estos personajes son especialistas en sacar provecho económico de la multitud de iglesias que ellos convierten en victimas. Tienen un excelente ojo para llegar a los hermanos de clase media alta y alta. Saben identificar a los hombres de negocios cristianos, a las hermanas solas, y viudas; este grupo se convierte en sus principales víctimas.


Muchos de estos que ahora se llaman apóstoles, son soberbios, orgullosos, blasfemos, y burladores de la venida del Señor. De estos falsos ministros hablo también el apóstol Pablo a Timoteo: “También debes saber que en los últimos días vendrán tiempos peligrosos. Habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanidosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, sin templanza, crueles, enemigos de lo bueno, traidores, impetuosos, engreídos, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella. A esos, evítalos. De ellos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas pasiones.” 1 de Timoteo 3:1-6.


Sin embargo, no puedo decir que todos los que llevan el titulo de apóstol son falsos. Pues conozco a muchos siervos que tienen el titulo de apóstol, y que realmente están haciendo un trabajo apostólico. Tal es el caso del pastor Isauro Vielman quien dirige la organización de iglesias “Nuevo Pacto”, en varios países incluyendo los Estados Unidos. El pastor Vielman pastorea una hermosa iglesia con toda una estructura en San Salvador. El apóstol Vielman es un personaje humilde, pero como cuesta encontrar pastores con el titulo de apóstol o profeta, con un espíritu humilde y amante de la venida del Señor.


LOS GRANDES INICUOS


¿Quiénes son estos hombres y mujeres que hacen alarde de ser usados por el Señor, en diversos y extraordinarios milagros? ¿Por qué si son grandes ungidos, son soberbios, orgullosos, blasfemos, estafadores y enemigos de la venida del Señor? ¿Cómo es que hablan de supuestos grandes milagros? ¿Será que el Señor esta con ellos, si la palabra habla fuerte contra los soberbios? Reprendiste a los soberbios, los malditos, que se desvían de tus mandamientos.” Salmos 119:21.

 

¿Si el Señor no esta con ellos, entonces cómo es que arrastran a multitudes? me han preguntado algunos hermanos que los idolatran. Este es el gran error de mucho pueblo del Señor, creen que por los muchos milagros y por tener miles de gentes que les siguen, es que Dios está con este ministerio.

Continúa…