¿Exclusivismo Religioso?

Domingo 17 de Agosto del 2008
Iglesia

 Chile

Por: Rev. Luis A. Leiva Zurita*

Amós 3:3 “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de concierto?”.


INTRODUCCIÓN


En más de una oportunidad, los cristianos evangélicos fundamentalistas hemos sido tildados, de orgullosos, peleadores, obstinados, e incluso, precursores de la división entre las iglesias, por el hecho de hablar y denunciar, muchas de las falsedades que están siendo introducidas en las Iglesias Evangélicas de nuestro país. Es más… en cierta oportunidad oí por radio decir, que “los fundamentalistas eran obstinados en creerse dueños de la verdad absoluta”.

¿Somos dueños de la verdad absoluta?, ¿Son los líderes de la Confederación de Iglesias Evangélicas Fundamentalistas (CIEF) o las iglesias que la componen, dueños de la verdad?. La verdad y los buenos consejos se encuentran en La Palabra de Dios, en nuestra Biblia; a ella escucharemos y en ella nos basaremos para analizar este tema.

1. ¿Es necesario separarnos?


El día que aceptamos al Señor como el único y suficiente Salvador de nuestra vida, fuimos transformados y hechos una “nueva criatura”, una nueva persona, (2ª Corintios 5:17), por lo tanto, las cosas viejas pasaron… ¿qué cosas? …. nuestros pecados, nuestros malos hábitos, nuestros intereses ambiciosos y egoístas. Todo esto ha quedado atrás para dar paso ahora, a una fe verdadera, a un crecer espiritual, a un anhelo de trabajar por la causa del evangelio, para llegar con esta verdad a cuantos sea posible, para que el mundo también conozca a este maravilloso Salvador. Ser una nueva criatura, un nuevo hombre y una nueva mujer en Cristo, implica una separación.

Continúa…