La Única Esperanza en la Tempestad Venidera

Domingo 06 de Julio del 2008
Iglesia
 Estados Unidos

Por: Rev. David Wilkerson*

Dios prometió al profeta Zacarías que en los últimos días, El sería una pared de fuego protectora alrededor de su gente: ‘Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor…’ (Zacarías 2:5).

Igualmente Isaías testifica: ‘Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro’. (Isaías 25:4). ‘Y habrá un abrigo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra el aguacero’. (Isaías 4:6).

Estas promesas están para confortarnos anticipadamente – porque todos los profetas nos advierten de una gran tormenta que se avecina en los días finales, la cual golpeará con fiereza la pared de protección de Dios.

Verdaderamente, Jesús dice que esta tormenta venidera será tan espantosa y abrumadora que el corazón de las personas va a desvanecerse a medida que vean esta tormenta desarrollarse (ver Lucas 21:26). Ahora, si Jesús dice que esta tormenta va a ser feroz, podemos darnos cuenta que va a ser un momento pavoroso de la historia. No obstante, la Biblia nos asegura que Dios nunca envía juicio a ninguna sociedad sin antes primero revelarle a sus profetas cual es el plan que El piensa realizar: ‘Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas’. (Amós 3:7).

Continúa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: