El cambio climático aumentará el riesgo de cáncer de piel

Sábado 07 de Junio del 2008
Sociedad
España

MADRID, España (EFE/ACPress.net) Un anciano que sobrepase los 80 años acabará sufriendo, si no lo ha padecido ya con anterioridad, un tumor cutáneo. La piel tiene memoria y los largos años de exposición al sol sin las debidas precauciones acaban pasando factura, aunque la mayoría de este tipo de cánceres, el carcinoma basocelular y el espinocelular o epidermoide, son superables y, en el primer caso, la tasa de supervivencia es casi absoluta con una intervención quirúrgica o incluso con un tratamiento menor.

No ocurre lo mismo con el melanoma, que acabará padeciendo a lo largo de su vida una de cada 65 personas que nazcan hoy mismo en el mundo. Una quemadura en la infancia puede acarrear una condena a largo plazo, ya que el daño no se manifiesta hasta dentro de 20, 30 o incluso 40 años, pero que resulta definitiva si no se detecta a tiempo. Hoy por hoy, si la lesión ha sufrido una metástasis, es incurable.


Exponerse a los rayos del sol es un riesgo para la piel.


CRECIMIENTO EXPONENCIAL

.
El melanoma apenas supone el 5% de los cánceres de piel, pero es el más mortífero y su crecimiento ha sido exponencial por el culto al sol de los últimos años. En España, se estima que su incidencia se ha triplicado en las dos últimas décadas.

«Ha tenido un crecimiento enorme en los últimos años. Cada día diagnosticamos y operamos más tumores de melanoma, aunque es cierto que no observamos que la mortalidad sea más alta», revela Hugo Vázquez, jefe de dermatología del Hospital Clínico Universitario de Santiago y secretario general de la Asociación Española de Dermatología y Veneorología.


El melanoma es un tipo de cáncer de piel que aparece
cuando las células llamadas melanocitos se convierten en malignas.


Sin embargo, los casos que se detectan en la actualidad pueden ser tan solo la punta del iceberg de lo que se espera en relación a los próximos años, en especial, sobre todo porque empezarán a pagarse las quemaduras del pasado que, con el tiempo, acaban derivando en melanomas. Así al menos lo cree José Manuel Carrascosa, responsable del grupo español de Fotobiología. «Solo estamos empezando y lo peor, probablemente, esté aún por llegar y el culto al sol de los últimos años no se empiece a pagar hasta dentro de una, dos o tres décadas. En las próximas décadas sabremos la magnitud del problema», apunta.

Este experto añade también un nuevo riesgo: el cambio climático, que traerá olas más pronunciadas de calor y un mayor aumento de la actividad solar, como ya se está observando, en meses en los que se tiende a bajar la protección, como octubre, diciembre o febrero. Donde exista un fenotipo de piel clara y rosada, hace que las personas sean aún más vulnerables a estos efectos nocivos.

Anuncios

Una respuesta

  1. Exelente aportación… en estos dias es prescindible cuidar nuestro cuerpo, ya que estamos expuestos a una mayor intensidad de los rayos ultravioleta. Por mi parte yo pasare la información a mis contactos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: