Religiosos y ateos judíos interesados en los libros sagrados del pueblo de Israel

.

Jueves 01 de Mayo del 2008
Sociedad
Israel

JERUSALÉN, Israel (El Periódico/ACPress.net) Los libros sagrados están de moda en Israel, no solo entre la población religiosa, que consagra buena parte de su vida a estudiar el texto fundacional del Judaísmo sino que algunos de los principales escritores seculares del país, desde David Grossman o Meir Shalev, hasta el polifacético Yair Lapid, han dedicado sus últimos libros a dar vida a algunos personajes bíblicos o a actualizar las lecciones contenidas en el libro de libros. Todo ello desde un prisma crítico y escorado a la izquierda.

En el caso de Meir Shalev, el interés viene de lejos. En 1985 publicó Bible Now, una colección de ensayos sobre figuras y episodios bíblicos. Ahora prepara una segunda parte en la que aborda temas como el amor entre Jacob y Raquel, o la influencia de las mujeres en la política del rey David.


La Torá o Biblia judía.


EJERCICIO CULTURAL

Shalev afirma que la ‘Biblia judía’ (se corresponde con el Antiguo Testamento de la Biblia evangélica o protestante) es la más antigua de las fábulas y el mismo se ve como el eslabón de una larga cadena de escritores que sigue escribiendo en la misma lengua 3.000 años después.

Grossman acaba de publicar Lion’s Honey, una revisión novelada del mito de Sansón y ha escrito obras como Lapid, donde disecciona a Herodes, a los patriarcas Abraham y Jacob, los profetas Moisés y Samuel o al monarca Saúl.

En Europa podría extrañar el interés de intelectuales de la izquierda a la que pertenecen estos escritores, por el arca de las esencias del Judaísmo. Pero aquí los libros sagrados son indisociables a la identidad israelí.


Judíos ortodoxos con la Torá.


Para empezar, el arameo de los textos sagrados es la base del hebreo moderno. Además la Torá ha servido como testimonio de la existencia en la Antigüedad de una vida nacional judía en la tierra de Israel, como justificación para restablecerla en los tiempos modernos y como prueba de un glorioso pasado y un prometedor futuro.

UN TEXTO ACTUAL

En términos prácticos la ‘Biblia judía’ se cuela en todos los aspectos de la vida de los israelís. En los colegios públicos, por ejemplo, se estudia desde la infancia hasta la universidad como parte de su historia y legado nacional. Las televisiones le dedican programas de debate. Los periódicos la abordan desde columnas semanales firmadas por rabinos o expertos. Incluso los políticos se atacan a menudo comparando al rival con algún infame personaje de la Torá.

Todos estos factores explican el interés de los lectores por las novelas y ensayos bíblicos, aupados casi sin excepción a la categoría de superventas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: